Sin deudas

Sin deudas

A Spanish term describing a company with little or no debt. The phrase literally means "without debts," but it may be translated as "clean."
References in periodicals archive ?
Azcarraga es el anterior propietario de la aerolinea y planeo llevarla a la quiebra como una manera de "sanearla" para operaria con una nueva razon social, sin deudas ni pasivos laborales y a costa de los contratos colectivos de pilotos, sobrecargos y trabajadores de tierra (Proceso 1762).
Segun el director de Swineth, al abrir sin deudas y con un inventario superior a los 300 mil dolares, el cual ya estaba pagado, fue una gran ventaja.
En un mundo latino, el mundo de los machos, Cristina es la primera mujer que llega al maximo cargo sin deudas historicas y sin la muerte como testimonio de abusos pasados.
Asi, destaco que a seis anos de distancia hereda una administracion publica sin deudas y con un patrimonio estatal sin precedentes a Jose Reyes Baeza Terrazas, de quien dijo, seguramente elevara al estado a los mas altos vuelos.
Tiempo de perros: Cuando la gran crisis economica desatada en 1929 arraso Estados Unidos, los Borlaug, pobretones pero sin deudas, se mantuvieron a flote; en cambio las familias de muchos amigos y condiscipulos de Norman perdieron todo lo que tenian hipotecado a manos de banqueros que no perdonaban.
El panorama para el empresario Gaston Azcarraga se oscurecio al divulgarse que el, junto con inversionistas del Grupo Posadas, compro el Grupo Mexicana de Aviacion con la intencion de llevarlo a la quiebra como una forma de sanearlo y despues comenzar a operarlo con una nueva razon social, ya sin deudas ni pasivos laborales, pero a costa de los contratos colectivos de pilotos, sobrecargos y personal de tierra (Proceso 1762).
En ese marco, bajo el calor del sol y de los fuertes aplausos de todos los concurrentes, Gonzalez Martinez senalo que recibe una institucion politica fuerte, sin deudas y con un gran compromiso con la gente, porque, dijo, el PVEM es un partido del pueblo.
Jose Mendoza, de 78 anos, ha logrado una jubilacion sin deudas.
Despues de todo, aunque el presidente Diaz Ordaz haya acabado marcado por Tlatelolco, no podemos dejar de reconocerle que entrego una economia sana, un pais sin deudas impagables aunque, por supuesto, una vida politica cerrada, incomparable con la que hoy conocen los nuevos mexicanos.
El proposito final era comenzar a operaria con una nueva razon social, sin deudas ni pasivos laborales, a costa de los contratos colectivos de pilotos, sobrecargos y personal de tierra.
El mandatario poblano resalto que se dejara un Estado sin deudas y que la enorme inversion aplicada en infraestructura para la capital fue menor a la destinada al resto del territorio poblano.